CERTIFICADOS DE GEORREFERENCIACIÓN. Archivos GML.

 

INTRODUCCIÓN. 

En el pasado año 2015 se estableció un SISTEMA DE COORDINACIÓN entre el Catastro Inmobiliario y el Registro de la Propiedad, incorporando dicho sistema la descripción gráfica georreferenciada a la descripción de las fincas registrales, utilizando como base la cartografía catastral. Con ello se permitirá identificar sobre plano la situación, forma y superficie de la finca registral, superándose la situación anterior en que la mayoría de las fincas registrales se describían únicamente de manera literal.

La Cartografía Catastral pasa a ser la base gráfica para representar los inmuebles en el Registro de la Propiedad.

(Ley Hipotecaria y el texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario, tras su reforma por la Ley 13/2015, de 24 de junio.)

VOLUNTARIEDAD Y OBLIGATORIEDAD de la incorporación de la base gráfica catastral en el Registro de la Propiedad:

El ciudadano puede solicitar voluntariamente la incorporación en el Registro de la representación gráfica georreferenciada tanto con ocasión de la inscripción de cualquier acto o negocio, por ejemplo, de una compraventa, como mediante una operación específica, sin necesidad de esperar a la inscripción de un nuevo acto. Será, en cambio, obligatoria la incorporación de la representación gráfica georreferenciada para realizar la inscripción de operaciones que supongan una reordenación de los terrenos o construcciones, tales como segregaciones, agrupaciones o reparcelaciones así como en la inmatriculación de inmuebles.

CERTIFICADO DE GEORREFERENCIACIÓN (CG): Es el documento que emiten los profesionales (Ingenieros Técnicos de Topografía) para llevar a cabo la incorporación de la base catastral al Registro de la Propiedad cuando:

  1. Existen discrepancias o falta de concordancia entre la realidad física de un inmueble y su descripción catastral.
  2. Se pretende llevar a cabo una segregación, agrupación o reparcelación de inmuebles.
  3. Se pretende inmatricular un inmueble.

(Inmueble=Finca Registral=Parcelas y construcciones)

A grandes rasgos se pueden establecer tres tipos de Certificados de Georreferenciación atendiendo a ciertas características particulares:

  1. Certificado de Georreferenciación de inmuebles a partir de digitalización sobre cartografía catastral. Se elabora generalmente para segregaciones, agrupaciones o reparcelaciones, siempre que se observe concordancia entre la realidad física de los inmuebles y su descripción catastral.
  2. Certificado de Georreferenciación de inmuebles a partir de levantamiento topográfico. Se elabora cuando se observa una discrepancia o falta de concordancia entre la realidad física de un inmueble con su descripción catastral. (Superficies; registral, real y catastral no concordantes).
  3. Certificado de Georreferenciación de Construcciones. Viviendas, edificios, locales, naves…

Para los casos A y B, el Certificado de Georreferenciación va complementado por una Representación Gráfica Georreferenciada Alternativa (RGGA) que recoge la alteración que se pretende realizar en la cartografía catastral, la cual será expuesta a validación en la Sede Oficial del Catastro dando como resultado un informe POSITIVO o NEGATIVO. Dicho resultado no es determinante para llevar a cabo la coordinación.

El Archivo GML es el formato informático, con contenido geográfico del inmueble objeto de la Georreferenciación, con el que Catastro describirá posteriormente la parcela o construcción.

 

Contacto:

newjactop

Javier Águila Cortés, Ingeniero Técnico de Topografía
nº de colegiado 7792 en el COITT

gabinetejactop@gmail.com

Tlf: 619944241

Para cualquier duda o consulta le llamamos.

Anuncios